jueves, 8 de marzo de 2012

Receta de bizcocho de fresas

Estamos en plena temporada de fresas. Es una fruta que me gusta mucho y con la que es muy fácil cocinar. El año pasado me animé a hacer esta receta de bizcocho gracias a un fallo de coordinación que hizo que compráramos fresas dos veces y juntamos un montón. Y encima es una fruta que se estropea rápido y había que hacer algo.
Yo le puse menos azúcar de la cantidad que pone en la receta, pero eso ya es mi tuneo personal. Siento no poder decir el origen, sé que la vi en internet, la copié a un post-it y me fui para la cocina... he aquí el resultado:



Bizcocho mármol con fresas
4 huevos
220 gr de azúcar
250 gr de harina de trigo
 50 gr de aceite de girasol
50 gr de yogur natural
250 gr fresas naturales 
 1 sobre de levadura  

  1.  Precalentar el horno a 200ºC
  2. Triturar con la batidora las fresas hasta que queden líquidas.
  3. Batir los huevos y el azúcar hasta que quede una mezcla ligera y blanca. 
  4. Añadir el aceite, el yogur y un tercio de las fresas trituradas.
  5. Añadir la harina y la levadura.
  6. Poner la masa en el molde, previamente untado con mantequilla y harina o con aceite.
  7. Incorporar el resto de las fresas trituradas. Con cuidado, ir dejando caer un hilo por encima de la masa, para que haga una especie de dibujo.
  8. Hornear a 200 ºC aprox. 20-30 min. hasta que veamos que está cocido.
Como se puede apreciar en la foto, las fresas que se añaden al final quedan como si fuera un sirope, y van haciendo un dibujo que se aprecia al cortar el bizcocho. La pena es que no hice foto del corte para enseñarlo.

Como en casa no gusta este tipo de bizcochos, sólo a mi, lo que hice fue cortarlo en porciones y congelarlo. Cuando me apetecía, sacaba un trozo y lo dejaba a temperatura ambiente unos 20 min., dependerá del grosor de la porción, y ya le podía hincar el diente. Lo digo por si a alguien le pasa lo mismo y no se atreve a hacer el bizcocho por ese motivo. 

También hice mermelada, pero eso es otra entrada ;)