martes, 14 de febrero de 2012

Qué hacer con un guante...

...una ardilla ¡así de fácil!

Visto aquí.
O un pulpo...
Tomada de aquí.

Da rabia cuando pierdes un guante, porque no sabes qué hacer con el que llevas solo en el bolsillo del abrigo. Esta es una bonita forma de darle una nueva vida, trasnformarlo en un softy.
Visto aquí.

Y si lo que tienes son dos guantes que ya no te gustan, se han quedado pequeños o estropeados, ¿qué os parece este simpático perro? Yo hice una variante, un conejito con dos guantes. No puedo poner la foto porque ya no lo tengo conmigo. Le tejí una bufandita para que no fuera tan desnudo.
¿Os gustan estos muñecos?