miércoles, 4 de enero de 2012

Mis propósitos para 2012

Hola de nuevo,

¿Qué tal habéis pasado estos días? Yo fui al pueblo, a pasarla en familia, pero también hubo una mini-escapada a Madrid, para descansar, ir de comprar y ver las luces. No me puedo quejar, me lo pasé muy bien y descansé algo. 
Como el día de reyes no lo pasamos en familia, los regalos ya los hemos recibido, y este año pasado debo de haber sido muy buena, porque he tenido muchísimos regalos, pero eso lo dejo para otra entrada con fotos incluidas;)
Es un clásico proponerse metas cuando comienza el año. Normalmente hago una lista en una libreta, y cuando acaba el año la repaso. Esta vez la voy a compartir con vosotros, a ver si en diciembre he logrado cumplirlo todo.


  • Hacer deporte. Este reto lo arrastro desde el año pasado, que comencé a salir a caminar. Me da una pereza horrible todo lo que tenga que ver con el deporte, lo reconozco. Necesito que sean actividades divertidas o en compañía, si no, no puedo con ello. Por eso este año tengo que planificar bien qué voy a hacer para poder cumplir con ello. Hay que ser realistas, no me voy a proponer salir a correr todas las semanas porque no lo voy a hacer. Empiezo a pensar. 
  • Escuchar más música. Sí, parecerá una tontería, pero antes me pasaba el día escuchando música, y ahora raramente lo hago. Por ello, en esta semana pretendo hacer una lista con obras y discos para escuchar este año. Se admiten sugerencias.

  • Terminar proyectos. Soy un "culo inquieto", empiezo cosas y no las termino. Me propongo no empezar algo nuevo hasta que no acabe algo que ya tengo a medias, así al menos no crecerán los proyectos sin terminar.

  • Leer, leer y leer. Siempre me ha gustado, y he leído mucho, pero últimamente tengo un bajón lector. Estas cosas es mejor no forzarlas, así que voy a ir haciendo una selección de libros que quiero leer. Es la mitad del camino, luego sólo falta que llegue el momento adecuado para cada lectura. Y al buscar, seguro que encuentro historias que no esperaba.
Voy a ser realista y parar ya, porque escribir lo que quiero hacer es muy fácil, pero luego hay que arremangarse la camisa y hacerlo. Veremos qué tal ha ido el 31 de diciembre.
Y vosotr@s, ¿qué pensáis hacer este año?