martes, 3 de enero de 2012

Receta del roscón de reyes.

¿Os acordáis del roscón de reyes que hice? Si queréis refrescar la memoria, aquí lo tenéis.Prometí compartir la receta, así que allá voy, así os da tiempo a probar si queréis hacer vuestro roscón.

Ingredientes
Para la masa madre:
50 g de harina
20 g de levadura fresca
4 cucharadas de agua

Para la masa del roscón:
450 g de harina de fuerza
150 g de azúcar
10 cl de leche
70 g de mantequilla
2 huevos
ralladura de cáscara de media naranja
ralladura de cáscara de medio limón
unas gotas de agua de azahar
un pellizco de sal
un chupito de ron

Para decorar: fruta confitada, azúcar mojada con agua y una yema de huevo batida.

Primero tenemos que amasar la masa madre. Para ello, juntamos todos sus ingredientes y mezclamos hasta que se unan. Hacemos una bola y la metemos en un bol con agua tibia. El agua debe cubrir la bola por completo. Verás que al sumergirla comienzan a salir burbujas, eso es que la cosa va bien. Hay que esperar a que la bola salga a flote. 
Por otro lado, vamos mezclando los ingredientes de la masa del roscón. La masa madre tarda poquito en subir a la superficie, por lo que recomiendo tener los ingredientes ya pesados y preparados para mezclarlos.
Cuando la masa madre ha salido a flote y tenemos la otra masa ya mezclada, unimos ambas. La masa resultante hay que dejarla reposar durante dos horas. Yo la puse en un bol grandecito,  tapada y en un sitio templado. Si la dejas en un sitio frío no subirá.
Después de las dos horas, damos forma de roscón a la masa. Lo mejor es hacer un agujero en el centro de la masa e ir agrandándolo y dándole forma redondeada. Recomiendo hacer el agujero grande, porque según vaya subiendo la masa se va a ir cerrando. El el momento de esconder las sorpresas y el haba, si se quiere.Se deja reposar el roscón otra hora.
Veremos que ha subido un poco más la masa. La pintamos con la yema de huevo batida, y horneamos a 180 grados durante 20- 25 min., más o menos lo que tarda en dorarse. 
Al sacarlo del horno, lo decoramos con el azúcar y la fruta confitada (yo le puse almendra laminada, no nos va la fruta confitada en casa). Ya tenemos nuestro roscón.


Como veis, es una receta bastante fácil, sólo necesita tiempo para que la levadura haga su trabajo, y poco más. La levadura fresca, la harina de fuerza y la fruta confitada o escarchada la podéis comprar en mercadona, por si no lo encontráis.
Espero que lo disfrutéis.